De perrito sale la jirafa

 

 

Por Daniel Aguilar Ruvalcaba 

 

Oa4s[1]podría ser un esfínter que ensancha las formas de los géneros cinematográficos para dejar entrever la carnita púrpura de la poética que anida ahí adentro. Oa4s se define como un grupo de poesía que se deja perrear por sinécdoques, palíndromos, alegorías, metonimias o cualquier otra figura sexy con la retorcida finalidad de calentarlas y dilatarlas tanto como para que abracen el cuello de una jirafa. El colectivo está conformado por los artistas visuales Temra Pavlovic, Clay Gibson y Michael Ray-Von que por ahora viven y trabajan en la Ciudad de México.

Special Features es su más reciente exhibición en el espacio de arte contemporáneo Lodos y que puede visitarse hasta este 20 de julio. Las características especiales que presenta la exposición son cinco Macgufinns: Deus Ex Machina, Oa4x4s, Baby Girl, Oa0s y Pee Ring Off Duck Liff.

Deus Ex Machina. La exposición empieza por el final y me pregunto: ¿De todas las galerías de todas las ciudades del mundo por qué la jirafa tenía que entrar a Lodos?  La única pista que tenemos es que, antes de irse, la jirafa ha dejado una especie de Anarco Manto Sagrado con su rostro impreso y lo ha colgado a un toallero. Se borra la cara. ¿Se ha cansado de ser una jirafa? Probablemente ya es un caballo o una escoba, demasiado tarde para saberlo, habrá que preguntarle a la cebra que es burro de Tijuana.

Deus Ex Machina

Deus Ex Machina

Oa4x4s. Esta fotografía ampliada que fue hurtada de un perfil de Facebook la considero una prueba más de que Hitchcock no solamente aparece en sus películas, o, es la última prueba de que estamos actuando en una película de Hitchcock. Basta con mirar con devota atención para encontrarlo de extra traspapelando su silueta entre las sombras que producen los eventos, las personas, las imágenes.

Oa4x4s

Oa4x4s

Baby Girl. El pintor aprende a caminar con sus manos. Baila break-dance mientras la sangre, la grasa, el aire se concentran en su cabeza y su ano es el único punto de equilibrio. Pintura rupestre recién nacida que deja registro de sus primeros pasos hacia la muerte, a la cual, por supuesto, llega de cabeza.

Baby-Girl

Baby-Girl

Oa0s. Una meditación guiada que muy posiblemente el pintor de Baby Girl, el tercer Macguffin de esta exhibición, escuchó mientras el extraordinario peso colosal de su pañal lo tiraba suavemente, como una flatulencia en picada, una y otra vez al piso, una y otra vez al piso, una y otra vez al piso cada que ensayaba pararse de manos.

Pee Ring Off Duck Liff. Lo que vemos es una explosión en el muro. El poema ha detonado, era una bomba, y lo único que queda es el sonido de la imagen en la pared. Y entre sus ruinas nos damos cuenta de que hay palabras que se parecen a cosas. Oa4s nos comenta toda la película pero en un código regido por una lógica difusa, con subtítulos de humo.

Pee Ring Off Duck Liff

Pee Ring Off Duck Liff

Special Features me parece un poemario autista que rechaza a hacer sentido y que por lo tanto nos somete al absurdo, a un placentero y elegante sin sentido. Un poemario tan preciso, exquisito e hipnótico como los rombos de una tortuga volteada.


[1] De sus trabajos anteriores cabe destacar Dando y dando presentado durante la primera edición de la feria de arte contemporáneo Material Art Fair, donde usaron el both del espacio de arte Otras Obras como un set de filmación para explorar las condiciones rituales y económicas que construyen el género de misterio: la vista y el intercambio, y así generaron un video de ficción en colaboración con los visitantes a la feria. Quizá, lo más interesante de este proyecto es la propuesta curatorial, pues el arte exhibido a mí parecer funciona de dos formas, primero como simples pretextos que articulan puntos de encuentro volubles dentro de una narrativa descompuesta y, segundo, como utilería, que a su vez hace las veces de texto de sala y da verosimilitud a lo que sucede dentro del cubo blanco.

Y como continuación de su inclinación por convertir espacios en sets de filmación está Stillborn (2014), producido en Oaxaca y mostrado en Parallel Oaxaca, donde emplearon los materiales que hallaron en la ciudad: barro, pan, papel maché, un gallo, engrudo, como utensilios para desmenuzar el género de las historias de fantasmas. A diferencia de la obra anterior en esta las piezas las realizaron ellos. Y el recorrido de la exhibición era también parte de la fundamental de la pieza pues según el texto en el lugar “la sala no se puede dejar, salir significa volver a entrar”.

 

> Daniel Aguilar Ruvalcaba (León, 1988). Artista Visual. elinternetestamuerto@gmail.com

 

 

Autor: administrador

Comparte esta publicación en