…Ben begins!

 

 

I used to say, “I”,

And “Me”
Now it’s “Us”,

Now it’s “We”

Ben,

Michael Jackson

 

Por Paul Sánchez

 

Del 28 de junio al 16 de julio se presenta en Bikini Wax Ben, una exposición de los artistas visuales Michael Ray-Von y Francisco Cordero-Oceguera. Una exhibición acerca de hoyos, trampas y roedores.

El show está dedicado a un ratón llamado Ben, uno de los tantos ratones que habitan la casa de Bikini Wax. Los artistas lo bautizaron así aunque no se sabe a cuál exactamente, pero sospecho que debe ser el líder de todos. Antes de hablar de los objetos en la muestra va una pequeña sección de “¿Sabías qué?”:

a) El domicilio de Bikini Wax es Benjamín Franklin 20 interior 2.

b) Existe una película de horror llamada Ben, secuela de Willard, donde una pandilla de ratones comandada por Ben, un ratón superdotado, obedece las retorcidas órdenes de un adolescente sociópata.

c) Michael Jackson tenía un amigo llamado Ben al que le cantó una canción.

Todo lo anterior me hace suponer que las cuneiformes y protagónicas fosas nasales de Michael Jackson, la inventiva del hombre de los billetes de $100 dólares Benjamin Franklin y los roedores malditos de la película Ben son algunas de las motivaciones que están detrás de esta muestra.

El texto de la exhibición es una transcripción de una visita guiada que uno de los coordinadores del espacio de arte contemporáneo Bikini Wax dio a los artistas el día que empezaron a trabajar en la exposición. En dicho texto se conoce algo de lo que sucede en las habitaciones, en la cocina, en la azotea, quiénes la habitan, qué hacen, etc. Según los chavos que viven en Bikini Wax, hasta la fecha ninguno de los artistas que han exhibido en el lugar se había preguntado la cuestión fundamental ¿qué es Bikini Wax? Con Ben, Michael y Francisco pareciera que responden: es un lugar repleto de trampas, hoyos y roedores.

Entre las piezas más destacadas de Ben está “Recorrido”, un papel tapiz que los artistas quitaron de la casa para después clonarlo y ponerlo en el mismo lugar, solamente que con una ligera variación: le insertaron en letras minúsculas la transcripción de la visita guiada. La lectura del texto de la exposición se vuelve un sube y baja en las escaleras.

Las paredes del lugar conservan los hoyos de las exhibiciones pasadas y lo que los artistas hicieron fue señalar con ojales sus hoyos favoritos para así generar una constelación personal de agujeros negros. La pieza se llama “Hicimos hoyos”

Alrededor de toda la casa se encuentra (1-6), seis fotografías déjà vu que los artistas tomaron durante su primera exploración por el inmueble. La paramnesia asalta al recorrer el lugar y percibir el desdoble de lo retrato en el espacio.

También hay que mencionar un queso tipo Roquefort sobre una bolsa en el piso, digo “tipo” porque en realidad es un queso Chihuahua pintado de amarillo y perforado con taladro para igualar el tono y la porosidad de los quesos de los dibujos animados.

Stinky

Stinky

Por último, en la azotea hay una instalación construida por cubetas, agua de lluvia, unos pantalones rotos, una rampa de vidrio y mantequilla de maní. Es interesante preguntarnos por qué la exposición empieza y termina con agua estancada, pues al iniciar el recorrido hay un charco de los deseos debajo de un calendario chino del año 2012 (Año del Dragón) y al finalizar nos encontramos con las trampas de agua en la azotea. Y supongo que tanta humedad es precisamente porque la exposición revela los procesos de evaporación y condensación que ocurren en los hoyos, las trampas y los roedores de Bikini Wax.

 

Si quieres visitar la exposición escribe al mail biquiniwax@gmail.com  o al Facebook.

 

> Paul Sánchez (Pénjamo, 1990). Poeta y reggaetonero.

 

 

 

Autor: administrador

Comparte esta publicación en